Lee la nota completa en La Tercera.

Entrevista a Paula Herrera, Directora de Comunicaciones y Alianzas Estratégicas de la Comunidad de La Leche.

Guía de lactancia: conceptos y consejos para enfrentar el primer amamantamiento.

Guia de amamantamiento

Ser madre primeriza puede ser abrumador, sobre todo cuando se trata de dar leche. Nunca es fácil, pero aquí cuatro profesionales orientan y responden dudas ante esta dimensión.

Todos fuimos lactantes en algún minuto de nuestras vidas, aunque evidentemente no recordamos nada del proceso de tomar leche del cuerpo de nuestra madre. Más raro aún es cuando eres mujer, estás en edad fértil y eres una bomba de tiempo. La idea de que en algún momento de tu vida vas a ser una pequeña fábrica de leche para tu futuro hijo o hija se siente loca, pero cuando sucede es lo más natural del mundo.

La leche materna es el primer alimento natural que ingiere un bebé en su vida e, idealmente, es su único sustento nutricional durante sus primeros 6 meses de vida y uno de los principales durante los primeros dos años. “Sigue aportándoles al menos la mitad de sus necesidades nutricionales durante la segunda mitad del primer año y hasta un tercio durante el segundo año de vida”, dice un artículo de la Organización Mundial de la Salud sobre la lactancia materna.

Pero no solo los alimenta. “Promueve el desarrollo sensorial y cognitivo, además de proteger al bebé de enfermedades infecciosas y crónicas”, agrega en ese texto la OMS, por lo que el consumo exclusivo de leche materna natural reduce notoriamente la mortalidad infantil y favorece un pronto restablecimiento en caso de enfermedad. Por otro lado, la lactancia también tiene beneficios para la madre, como disminuir el riesgo de cáncer ovárico y mamario, además de ser inocua para el medio ambiente.

Educación de lactancia

Aunque es un proceso natural, que tiene mucha intuición de por medio, la lactancia también es algo que se puede aprender. Desde la experiencia de otras madres cercanas o los consejos de la matrona, el grupo de apoyo, una dula o incluso una asesora de lactancia, todo apoyo suma para ganar confianza y seguridad.

En la Comunidad de la Leche (@delaleche), una corporación sin fines de lucro y autofinanciada —no reciben fondos ni donaciones, aseguran—, tienen como principal objetivo informar, formar y acompañar a las mujeres que están pasando por esta etapa. “Nos consideramos lactivistas-feministas, sacando a la mujer y la lactancia del espacio doméstico”, comenta Paula Herrera, su cofundadora.

Para Paula, una madre primeriza debe “informarse en espacios seguros, donde los consejos se basen en una mirada científica”. Lo ideal es que esta búsqueda de información comience incluso antes del nacimiento. Es lógico que durante la gestación las embarazadas se prepararen más para el parto, pero según Herrera es importante no dejar de lado la lactancia.

“Asistir a grupos de apoyo a la lactancia desde el embarazo, o incluso antes si se piensa en tener un bebé, ha demostrado ser una de las mejores estrategias para tener una lactancia materna exitosa desde el inicio”, comenta.

Entendiendo el acople

Usualmente, lo que vemos cuando estamos frente a una madre dándole leche a su guagua, es al bebé engullendo del seno de su mamá. A esta situación las expertas le llaman acople y es parte fundamental del proceso de la lactancia.

“Solo nuestro bebé sabe cuándo y cuánta leche tomar, y si hay un buen acople no necesita de ningún otro apoyo o sustituto”, dice Herrera, refiriéndose a la leche de fórmula. “La lactancia debe ser a libre demanda, para que esa madre mantenga una producción adecuada. Lo único que ayuda a producir más leche es la succión constante del bebé, o en su defecto el estímulo de un sacaleches”.

El lado comunitario de la lactancia

“Es importante visibilizar y educar sobre los procesos de lactancia, ya que son clave para bajar la ansiedad de las madres”, dice Paula Herrera. Cuenta que desde la Comunidad de la Leche tienen grupos de apoyo a lo largo de todo Chile. Estos son gratuitos y no hay ningún requisito para poder asistir. También cuentan con asesorías gratuitas de lactancia para quienes no pueden costearlas. “El llamado es a empoderarse en el rol de madre, buscar apoyo desde el embarazo y leer e informarse de forma segura”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú