LACTANCIA EN BEBÉS PREMATUROS

El bebé prematuro es aquel que nace antes de tiempo. Se considera prematuro a un bebé que nace con 37 semanas de gestación o menos. Existen los prematuros extremos que nacen con menos de 32 semanas o un peso inferior o igual a 1500g, los moderados de 32 a 33 semanas y 6 días; y los tardíos de 34 a 36 semanas y 6 días.

Lo cierto es que salir antes del útero lo desconecta de su espacio seguro y de su nutrición constante. Con ello, una familia se ve en una situación muy angustiante y llena de incertidumbre.

Desde que se crearon las incubadoras los bebés nacidos antes de término han tenido mayores posibilidades de sobrevida, pudiendo continuar su desarrollo fuera del útero. Sin embargo, uno de los grandes pasos que se dieron en materia de prematuros fue cuando en 1979 en Bogotá el Dr. Rey y el Dr. Martínez – sin imaginar el impacto – descubrieron el método madre canguro (MMC). Por falta de incubadoras y recursos del hospital decidieron que los bebés quedaran al cuidado de sus madres pero siempre en contacto con su cuerpo. Desde ese momento el MMC ha sido muy exitoso para la recuperación de los bebés nacidos de pre término, porque entre sus beneficios está que permite el control de temperatura del bebé, favorece la lactancia materna, fortalece el vínculo con su cuidador, acelera la adaptación metabólica del lactante, reduce episodios de apnea, disminuye el riesgo de infecciones, incluidas las nosocomiales, y reduce la estadía hospitalaria.

Una forma que tienen las madres para vincularse y sentirse importantes en el proceso de mejoría de sus bebés es poder amamantarlos. Fuera del útero antes de tiempo los requerimientos energéticos del bebé son más altos y difíciles de cumplir debido a su inmadurez digestiva. El intestino del bebé es hipersensible a estímulos proinflamatorios, vulnerable a patógenos y también permeable a macromoléculas.

Es por este motivo que es de suma importancia que los bebés puedan tener acceso a la leche de su madre como primera opción, la leche materna de prematuros es diferente que la leche madura, pues está adaptada específicamente para todas estas necesidades que ya nombramos.

La leche materna de prematuros tiene un mayor contenido proteico satisfaciendo las necesidades mayores del prematuro, presenta mayor concentración de inmunoglobulinas IgA, factores de activación de plaquetas, factores de crecimiento, factores antiinflamatorios y antiinfecciosos. Además, presenta una digestibilidad del 90% en bebés de menos de 1500g. Se ha visto que la mayor concentración de factores protectores del calostro del bebé prematuro ocurre en la semana 27.

Apoyo práctico

Si bien muchos bebés nacidos de pre término no estarán preparados para succionar, es importante poder apoyar a la madre para que pueda ofrecer su leche con algún método alternativo si no fuese posible al pecho.

Los bebés nacidos de pre término recién lograrán succionar entre la semana 32-34 cuando alcanzan la coordinación de los reflejos de succión y deglución; pudiendo incluso tardarse un poco más, por lo que a estas madres debemos apoyarlas para mantener su producción y en técnicas de extracción y almacenamiento.

Bebé no se prende al pecho

  1. Extrae leche durante las primeras 6 horas de nacido el bebé
  2. Estimula cada 3-4 horas o asegúrate que puedas hacerlo al menos 8 a 12 veces en el día
  3. Aplica el método madre canguro para poder estimular el reflejo de búsqueda y contactar emocionalmente con el bebé, así será más fácil adquirir el reflejo de eyección de tu leche gracias a la liberación de oxitocina que producirá el contacto de amor con tu bebé.
  4. Usa alternativas para que tu bebé pueda hacer succión no nutritiva, para esto puedes utilizar un chupete de entretención o el dedo.

Bebé al pecho

Cuando tu bebé ya se haya podido prender al pecho, puedes seguir estas indicaciones

  1. Comprueba su estado de alerta
  2. Usa una posición cómoda para ambos que permita sostener su cabeza y cuello. Como posición de rugby y cuna cruzada.
  3. Cuando tengas a tu bebé en el pecho utiliza la técnica de compresión mamaria para que la leche fluya más rápidamente y el bebé no se canse tan fácilmente. Además, esta técnica permite asegurarnos que el bebé esté recibiendo suficiente leche.
  4. Muchas veces el bebé no logra sacar toda la leche que estás produciendo, es por esto que debes asegurarte de vaciar el pecho después de cada toma, esto evitará congestiones y asegurará tu producción.
  5. Busca tu grupo de apoyo en @galmdelaleche y ármate de tu tribu para criar en comunidad

#Breaastfeeding #Lactanciamaterna #prematuros #lactancia #galm #galmdelaleche

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú